Meeting Turin

turin

Arte, música y gastronomía en Turín

Turín es una ciudad con más de 2.000 años de historia y una gran desconocida hoy en día eclipsada por otras ciudades del norte de Italia, como Milán. Pero Turín esconde muchas sorpresas. Situada a orillas del río Po, cuenta con bellas calles porticadas y piazzas, un gran patrimonio cultural y arquitectónico, un ambiente dinámico gracias a su numerosa población universitaria y una sólida oferta gastronómica, ya que en la zona de Piamonte nació el movimiento Slow food y también la Nutella.


Floreció en los años 60 gracias a la industria del motor (con empresas como Fiat o Michelin). En los últimos años, la ciudad se ha reinventado en una urbe verde y creativa, que ha atraído movimientos artísticos y musicales.


Si viajas por trabajo a Turín, te proponemos varios recorridos para aprovechar tu tiempo libre.
- En media hora puedes pasear por el centro de la ciudad y bajar hasta el río. Comienza en la Piazza San Carlo, donde se erige el monumento a Emanuele Filiberto, que situó a Turín como capital de Savoya en el siglo XVI. Pasea por Via Roma hasta la monumental Piazza Castello y baja hacia el río por la Via Po, una de las bellas calles porticadas que hay en Turín. Atravesando la Piazza Vittorio Venetto alcanzas el río Po, desde donde disfrutarás de hermosas vistas.
- Si dispones de una hora, dirígete al centro para conocer el símbolo de la ciudad: la Mole Antonelliana. Es el edificio que domina Turín, tanto por volumen como por altura (167 metros, uno de los edificios más altos de Europa). Originariamente fue una sinagoga construida para celebrar la tolerancia religiosa. Hoy en día alberga el Museo Nazionale del Cinema. Además y si tienes tiempo, por 6 euros puedes tomar un ascensor panorámico para obtener una bella vista de la ciudad.
Desde ese punto, recorre la calle peatonal Via Verdi, salpicada por edificios históricos como el Teatro Real, las Caballerizas Reales, el Museo de la Radio y la Televisión… Llegarás de nuevo a la  Piazza Castello. Muy cerca, atravesando la Piazetta Reale, llegarás a la catedral (Duomo di San Giovanni Battista), donde se custodia la famosa Sábana Santa (en realidad sólo se puede ver una réplica).
- Si dispones de más tiempo, callejea por el centro hasta la Piazza della Consolata. Ahí se encuentra el Caffè al Bicerin. Data de 1793 y su especialidad, el Bicerin, es una bebida caliente mezcla de café espresso, chocolate casero y nata. Pide también el Zabaione, bebida piamontesa hecha de yema de huevo, azúcar, vino Marsala y agua. ¡Sin duda, un coffee break que te llenará de energía!
- Si te gusta el arte egipcio, entonces debes visitar el Museo Egizio, que cuenta con una de las colecciones más importantes del mundo, junto a los museos de El Cairo y Londres. Ten en cuenta que necesitarás varias horas para recorrer sus cuatro pisos.
- ¿Dispones de varias horas libres y siempre buscas en tus viajes las mejores vistas de cada ciudad? Entonces toma el funicular que sale de la Stazzione Sassi para subir a la Basílica de Superga, situada al este de la ciudad sobre una colina a 670 metros de altura. Divisarás los Alpes en el horizonte. Este lugar también es tristemente famoso porque en 1949 se estrelló el avión en el que viajaba el equipo de fútbol de Turín.
Si prefieres hacer ejercicio por la mañana antes de tu jornada de reuniones o conferencias, acércate al Parco del Valentino, un enorme parque a orillas del río Po. Empieza desde el sur en la Fontana dei 12 Mesi. Verás de cerca el Borgo Medievale (una curiosa reproducción de un poblado medieval construida en 1884) y el Castello del Valentino.
Quizás por tus compromisos laborales tienes que acudir al recinto ferial de Lingotto. Se trata de un lugar histórico: en tiempos fue la antigua fábrica de Fiat y hoy en día es un recinto cultural lleno de tiendas y hoteles, rediseñado por el arquitecto Renzo Piano. En él se encuentra la galería de arte de Gianni y Marella Agnelli, fundadores de Fiat.


En el recinto se encuentra el hotel NH Torino Lingotto Congress, que cuenta con conexión directa al palacio de congresos y al centro comercial. Además, en su tejado se encuentra el histórico circuito de 1,5 kilómetros que construyó Fiat para probar sus coches (famoso gracias a la película ‘The Italian Job’). Si te alojas con nosotros, podrás visitarlo en exclusiva.


Para ir de compras, las calles más comerciales son Via Roma, Via Lagrange o Via Garibaldi. Todas ellas salen de la Piazza Castello. Algunas de ellas están cubiertas por bellas arcadas.
Y si eres un ‘dulce-adicto’, estás de suerte ya que Turín es la capital del chocolate. Aquí encontrarás numerosos locales donde degustar pralines, gianduiotti, pasteles, chocolate caliente... En los años 50 un repostero inventó una crema de chocolate con avellanas que se transformó en la famosa Nutella. La ciudad también cuenta con decenas de exquisitas heladerías.


Entretenimiento 


Para cenar y tomar alguna copa por la noche, la zona de San Salvario, al sur de la ciudad, ofrece un gran número de bares donde tomar el “apericena”: es una costumbre turinesa reunirse con los amigos antes de la cena para disfrutar de una bebida y algunos snacks. En las calles Giuseppe Baretti y Sant’ Anselmo encontrarás un gran ambiente. 


Muchos locales ofrecen música en directo y DJs. En Lingotto, el club Hiroshima Mon Amour ofrece las últimas tendencias musicales.


Si te gusta el jazz, visita el Jazz Club Torino en la Piazza Valdo Fusi. Y para terminar el día con un excelente cóctel, acércate al Mad Dog, un elegante club al que se accede gracias a una contraseña que puedes obtener en su web. Ambos locales se encuentran a escasos metros de nuestro hotel NH Collection Torino Piazza Carlina.


Restaurantes


La cocina tradicional del Piamonte es consistente, con platos hechos con mantequilla, trufas y caldos, y con excelentes productos locales. Para probar la cocina más tradicional, prueba alguno de los restaurantes más históricos de la ciudad. Del Cambio ofrece desde 1757 la mejor cocina regional y hoy en día ha transformado su cocina en platos elegantes y creativos.
Otras opciones más económicas para degustar la gastronomía piamontesa son Monferrato (desde 1820, al otro lado del río Po) o Lo Spacio Alimentare, en el barrio de San Salvario.
En Lingotto acércate a Eataly, que ofrece el mejor producto local siguiendo los preceptos del slow food (productos de temporada y producidos en la región). Encontrarás los mejores panes, quesos, carnes y pastas hechas a mano.

Más Meeting the City