Meeting Núremberg

nuremberg

Recorre a pie o en bicicleta esta ciudad medieval. Se trata de la principal ciudad europea en la Edad Media y aún hoy, Núremberg ocupa un lugar destacado entre los centros de negocio del continente. Su historia antigua y reciente es abundante, lo que la convierte en un atractivo lugar para visitar si se tiene algo de tiempo libre durante su viaje de trabajo.

Núremberg, en la región alemana de Baviera, es conocida como la ciudad de los recorridos cortos, sobre todo si miramos a su parte antigua, donde se encuentran la mayoría de los monumentos de interés turístico. El centro está dividido en dos por el río Pegnitz y delimitado gracias a una muralla de 5 kilómetros que se conserva prácticamente entera. Los edificios que alberga fueron destruidos casi completamente durante la guerra, pero el esfuerzo por levantarla ha logrado que hoy se pueda disfrutar de sus construcciones rosadas y monumentos.

Si sólo cuentas con 30 minutos libres entre reunión y reunión, puedes comenzar un pequeño paseo desde la estación central de trenes, cercana al NH Collection Nürnberg City. La mayoría de las calles son peatonales y las distancias cortas facilitan recorrer la ciudad a pie. Además, la bicicleta se ha convertido en el medio de transporte por excelencia en Núremberg. Te aconsejamos alquilar una y recorrer la ciudad montado sobre ella ya que posee un excelente nudo de carriles-bici. El alquiler no superará los 20 euros a la hora.

Elijas el medio que elijas, si desde la estación giras a la izquierda, a 150 metros, verás la Ópera de Núremberg, denominada la Staatstheater. Data de 1905 y se considera uno los edificios más bellos de la urbe. Y si cruzas la calle, te toparás con el Museo Nacional Germánico donde se guarda la colección de arte germánico más importante de Alemania. La colección incluye arte desde la Prehistoria hasta el siglo XXI y es el museo germánico más grande del mundo, comparable en tamaño al Louvre.

En sólo una hora es posible conocer esta colección de más de un millón de objetos. La entrada cuesta cinco euros, excepto los miércoles que es gratuito.

Y si tienes la oportunidad de alargar el paseo otros 60 minutos, sube desde aquí hacia el casco antiguo. Podrás divisar la famosa Iglesia de San Lorenzo (Lorenzkirche), una edificación del año 1270 y representante del gótico alemán. En su interior podemos admirar el Ángelus de Veit Stoss, que se suspende desde la bóveda, un magnifico sagrario de Adam Kraft y un reloj de sol de Johannes Stabius.

Después, cruzando el río, en dirección a la Iglesia de Nuestra Señora, es recomendable parar para admirar desde aquí las vistas del canal. Y una vez en la Iglesia de Nuestra Señora (Frauenkirche), se puede disfrutar de su arquitectura gótica y del reloj de 1509 que luce su fachada, y que cada día a mediodía escenifica la famosa carrera de pequeños príncipes que homenajean desde una ventana al emperador Carlos IV, quien ordenó la construcción de esta iglesia sobre una sinagoga en el año 1358. En esta misma plaza, se erige un monumento espectacular llamado Fuente Hermosa o Schöner Brunnen.

En otra ruta por la ciudad alta, si reservas dos horas de tu tiempo, llegarás hasta la Casa de Alberto Durero, en Albert Dürer Strasse, 39, habitada por este artista de 1471 a 1520. Y desde aquí ya estamos en las puertas del Castillo Imperial de Núremberg (Kaiserburg), la joya de la ciudad y considerado uno de los palacios imperiales más importantes de la Edad Media.

Otro imprescindible de la ciudad es el Palacio de Justicia, donde se celebró el famoso juicio de Núremberg a los altos cargos de la Alemania Nazi como consecuencia del final de la Segunda Guerra Mundial. Se encuentra a media hora caminando desde el centro urbano y también es de fácil acceso en el metro.

Meeting Núremberg
Meeting Núremberg

También hay espacio para ‘runners’

Núremberg cuenta con numerosos parques, pero el de Stadtpark, al norte de la ciudad, es uno de los más extensos y mejor habilitado para visitar en zapatillas de deporte. Dispone de caminos de arena, rincones con encanto, dos cafés y muchas personas paseando que agitan la vida de este espacio.

Llévate el ‘souvenir’ perfecto
En el centro, entre las plazas Hallplatz y Unschlittplatz, abundan las tiendas de souvenirs y artículos de textil. Otra zona comercial está entre Weiber Turm y la calle Bischof-Meiser y en los alrededores de la iglesia de St. James. En la parte vieja de la ciudad también existen bastantes tiendas para adquirir cualquier recuerdo. El Lebkuchen, un dulce muy famoso y exquisito es la compra perfecta.

Si visitas Núremberg en diciembre, tendrás la suerte de disfrutar del mercado de Navidad más famoso del mundo o Christkindlesmarkt, con una tradición de casi cuatro siglos, y que cada año recibe más de dos millones de turistas. Se encuentra en la Frauenkirche (Iglesia de Nuestra Señora).

Prueba las especialidades locales

En Núremberg son muy populares las salchichas pequeñas denominadas Nürnberger Rostbratwurst elaboradas por primera vez en los años 1300 y que cuentan incluso con una denominación de origen. Estas salchichas se preparan con carne de cerdo, tocino, sal, pimienta y orégano. Y también es bien conocido el Saure Zipfel, una salchicha tipo bratwurst que se cuece en un caldo con cebolla, vinagre y laurel. Para probar estas especialidades, una buena opción es el Goldenes Posthorn, situado frente a la iglesia de San Sebaldo y conocido como el restaurante más antiguo de Alemania, ya que lleva en funcionamiento desde 1498.

Otro local con solera es el Bratwurst Röslein, cerca de la plaza Hauptmarkt, donde podrás probar además la mítica cerveza local Tucher, que lleva fabricándose desde 1643.

No te pierdas los típicos Biergarten, o jardines de cerveza, restaurantes, que ofrecen cerveza y comida en una terraza o jardín, en los meses de primavera y verano principalmente. El Kopernikus, a 10 minutos caminando desde Hauptmarkt, es uno de los más populares.

Para un almuerzo o cena más formal, el Goldener Pudel da la posibilidad de probar exquisitas carnes a la brasa; y el Ficher, en Schottengasse 1, que propone platos locales, pero algo más sofisticados.

Tras la cena, la ciudad dispone de diferentes locales donde poder tomar una copa. Una de las zonas más frecuentadas es la calle Weibgerbergasse, con varios pubs muy populares. Mach 1 es una discoteca muy famosa, por ejemplo. En Klingerhofstrasse encontrarás 3 de los mejores clubs de la ciudad: Rock, WON y Resi. Si prefieres una velada más apacible, te gustará una visita a Cinecittà, uno de los multicines más grandes de Europa con más de 22 salas de proyecciones.

Con esta guía no se te escaparán los rincones imprescindibles de Núremberg y, además, podrás disfrutarlos fácilmente y en poco tiempo durante tus viajes de negocios o placer.

¡No te pierdas nuestra infografía para tener a mano todos los planes que te hemos contado!

More Meeting the City