Meeting Frankfurt

frankfurt

Frankfurt, ciudad cosmopolita y cultural

Frankfurt es la quinta ciudad de Alemania en cuanto a población, pero la primera como centro financiero del país. Acoge la sede del Banco Central Europeo, la Bolsa y el Bundesbank, además de algunos de los principales bancos alemanes, lo que la convierte en una ciudad internacional: aproximadamente un tercio de su población no es de origen alemán. Si viajas allí por trabajo, te damos las mejores pistas para disfrutar de esta ciudad.



Situada en el centro del país, a orillas del río Main (Meno, en español), Frankfurt am Main alberga cada año miles de congresos, ferias, reuniones y eventos, algunos de ellos tan importantes como la Feria del Automóvil o IMEX. Es posible que si acudes a la ciudad por negocios, tengas que visitar el centro de congresos o Messe de Frankfurt. Cerca están situados dos de nuestros hoteles: el NH Frankfurt Messe y el NH Frankfurt Villa, donde encontrarás todas las comodidades para descansar.

Pero además del trabajo, esta ciudad cosmopolita ofrece una amplia variedad de espectáculos, museos, restaurantes y paseos para disfrutar del tiempo libre. Te proponemos dos rutas para aprovechar tus ratos de ocio:

- Centro Histórico y Ribera de los Museos: Si dispones de dos horas libres, acércate a conocer el gran ambiente del centro histórico de la ciudad y del río. Comienza por la catedral de San Bartolomé y callejea por los alrededores hasta dos plazas cercanas: Paulsplatz y la plaza Römerberg. Esta última es del siglo XII, aunque los antiguos edificios que verás fueron reconstruidos –como prácticamente toda la ciudad- tras los bombardeos sufridos durante la Segunda Guerra Mundial. Cerca está la casa y museo de Goethe, por si quieres conocer más sobre la vida del famoso poeta alemán. Continúa bajando por la calle Fahrtor hasta la pintoresca Casa Wertheim y habrás llegado al río Main. Crúzalo a través del Eiserner Steg, un puente peatonal de hierro desde el que obtendrás bonitas vistas de la ciudad. Al otro lado se encuentra el Museumsufer, o también conocida como “orilla de los museos”: en ella se agrupan nada menos que 15 museos de primer nivel. Elige si visitas alguno en función de tu tiempo libre e intereses, o prefieres tomar un tentempié en alguno de los cafés de la zona, como el Mainstrand (situado justo al cruzar el puente) o el Maincafé.  

- Distrito Financiero: Conocido como "Mainhattan", Frankfurt cuenta con doce edificios de 150 metros de altura. Necesitarás una hora para recorrer esta zona. Comienza por el pintoresco edificio del Alte Oper (la vieja ópera). Dirígete hacia el sur para adentrarte en las calles de los rascacielos. Haz una parada en la Main Tower, edificio de 200 metros de altura. Si tienes tiempo (y el día no está muy nublado) merece la pena acceder a la terraza panorámica para disfrutar de excelentes vistas de la ciudad. Además, cuenta con un restaurante y bar para tomar algo. Continuando por Neue Mainzer Strasse, pasarás por delante las sedes de algunos de los principales bancos alemanes, como el Commerzbank o las torres gemelas del Deutsche Bank. Además, delante de una de las sedes del Banco Central Europeo, podrás hacerte la foto con la imagen del euro gigante que simboliza el poder que aglutina esta ciudad.

Desde aquí puedes acercarte a la zona de compras por excelencia de Frankfurt. En la calle peatonal Zeil y en sus inmediaciones encontrarás comercios de todo tipo, desde las firmas de lujo (en la calle Goethestrasse) a las cadenas comerciales más accesibles. En esta zona encontrarás también centros comerciales, como la Galeria Kaufhof y MyZeil, una futurista obra arquitectónica de cristal y acero.

Si prefieres hacer una parada, busca la calle Grosse Bockenheimer, conocida como la ‘milla culinaria’ por sus tiendas de delicatessen, panaderías, etc, además de cafés y restaurantes. Un lugar perfecto para pasar un rato de tiendas probando alguna delicia gourmet, y que se encuentra a pocos minutos andando de nuestro NH Collection Frankfurt City, donde podrás disfrutar del Restaurante Mainhattan, que ofrece unas excelentes vistas sobre la ciudad y una gran oferta gastronómica con platos locales, mediterráneos, asiáticos y del Medio Oriente.

Por otro lado, en la calle Brückenstrasse, en el barrio Sachsenhausen (al otro lado del río) encontrarás tiendas de diseñadores locales.

Si buscas espacios verdes para pasear o hacer ejercicio, además de las riberas del río puedes acercarte al Palmengarten, un oasis verde con más de 15.000 especies de plantas. Cerca se encuentra el Grüneburgpark, el pulmón natural más grande de la ciudad.


Salir y comer


El barrio Sachsenhausen es la zona de bares y tabernas típicas por excelencia. Entre las calles Elisabethenstrasse y Schweizerstrasse encontrarás un gran ambiente nocturno en alguno de sus muchos restaurantes para probar la gastronomía típica alemana. Atschel, por ejemplo, es una de las muchas tabernas históricas para comer de manera informal.

Prueba las salchichas Würstchen o las típicas de Frankfurt, que se llaman Brühwurst (hechas a base de carne ahumada de cerdo). Otro plato típico es la Frankfurter rippchen o chuleta Frankfurt, una chuleta de cerdo curada y cocida en caldo de carne, que se sirve con chucrut, puré de patatas y mostaza. Y como postre, pide un Bethmännchen o dulce tradicional de Frankfurt, hecho de mazapán y almendras o avellanas. ¡Delicioso! No olvides acompañar cualquier plato típico con Apfelwein (sidra).

Si buscas un lugar para celebrar una comida o cena de negocios, reserva en el restaurante de la Main Tower. Desde el piso 56 disfrutaréis de unas vistas de lujo, acompañadas de una experiencia gastronómica a la altura del lugar. Otra opción para una comida o cena de negocios es el Restaurante Français, situado en el distrito financiero y que cuenta con 1 estrella Michelín.

Para tomar una copa con vistas, la discoteca Club 101 está situada a 101 metros sobre el suelo, en el Centro japonés. Y si te gusta el jazz, visita el Jazz Keller Club, por el que han pasado las principales estrellas desde 1952.

Si viajas a Frankfurt por trabajo, no dudes en aprovechar el tiempo libre que tengas para conocer la ciudad y visitar sus plazas, museos o restaurantes. ¡Buen viaje!

Más Meeting the City