Meeting Dusseldorf

dusseldorf

Düsseldorf, la mezcla del negocio y el arte

Düsseldorf es una de las ciudades más ricas de Alemania y un importante núcleo de negocio y comercio. Apodada la “Petite Paris”, la capital de Renania del norte-Westfalia es uno de los referentes mundiales de moda y arte. La orilla izquierda del Rin corresponde a la ciudad contemporánea y la derecha a la histórica. 


Si lo que te apetece es despejarte después de una reunión o congreso y dar una vuelta al aire libre, visita el Hofgarten, el jardín más grande de la ciudad. En los alrededores están la Academia de Bellas Artes, teatros, el Museo Goethe y la sala de ópera. Otro paseo obligado es el barrio de Medienhafen, zona moderna situada en el puerto. Encontrarás las nuevas tendencias en arquitectura, como las famosas casas diseñadas por Frank Gehry (Stromstrasse 26). Además esta zona cuenta con numerosos restaurantes y locales para tomar una copa. 


Si dispones de un par de horas para conocer la ciudad, te proponemos este recorrido. Comienza admirando los edificios de Gehry, en la zona del puerto. Muy cerca se encuentra la Rheinturm o Torre del Rin. Esta famosa torre de telecomunicaciones permite una vista panorámica exclusiva desde su mirador situado a 240 metros de altura. En lo alto de la torre puedes tomar algo en el restaurante Günnewig


Después dirígete hacia el norte, bordeando el Rin. Es lo que se conoce como Rheinuferpromenade, el paseo a orillas del río Rin. Esta zona está llena de restaurantes y se ha convertido en la zona preferida para tomar algo después del trabajo y ver el atardecer. 


Unas escaleras te conducirán a la Burgplatz (Plaza del Castillo). Se trata de una plaza histórica muy frecuentada tanto por turistas como locales. Continuando el paseo llegarás al casco antiguo, conocido como Altstadt. Pasear por sus calles te dará pistas de la historia que acumula la ciudad. Y en esta zona solo tienes que elegir alguno de sus numerosos restaurantes y pubs para terminar la jornada.


Otras visitas interesantes que ofrece Düsseldorf son: 


-Rathaus (Ayuntamiento). Uno de los edificios más antiguos de la ciudad, localizado en la Markplatz, el corazón del casco antiguo conocido como Altstadt.


-Königsallee. Llamada KÖ por los locales, la zona de Königsallee es el gran escaparate de la moda, con numerosas tiendas. Düsseldorf cuenta con una importante industria y feria dedicada al sector, por ello se la conoce a como el “Petite Paris” de Alemania. La gran avenida se hizo a finales del siglo XVIII como zona de expansión de la urbe, y corre paralela al Rin. La calle está dividida por un canal nutrido por agua del río Düssel. Por eso pasear a través de sus puentes es un agradable plan después del trabajo.


-Lambertuskirche. (Iglesia de San Lamberto). De confesión católica, San Lamberto es famosa por su torre torcida.


-Carlsplatz. En esta plaza de mercado, abierta toda la semana, puedes encontrar una gran variedad y calidad de alimentos, flores y vinos.


-Palacio de Benrath. Este palacio, rodeado de amplios jardines, alberga el Museo de Historia Natural y el Museo de Historia de los Jardines Europeos.


-EKÖ Haus. Es el hogar de la asociación japonesa. Cuenta con la mayor comunidad de ciudadanos japoneses en Europa y posee uno de los mejores jardines japoneses de la Unión Europea.


La barra más larga del mundo


El casco antiguo, Altstadt, reúne en menos de un kilómetro cuadrado más de 260 bares que conforman “la barra más larga del mundo”. A lo largo de sus calles encontrarás todo tipo de especialidades populares del país como la Kholroulade (rollo de col con carne), el Düsseldorfer Senfrostbraten (solomillo asado) o el afamado Eisben (codillo) con chucrut y puré de patatas. De aquí proviene la “Altbier”, la típica cerveza local que aún se sigue fabricando al estilo tradicional. Zum Uerige es el lugar adecuado para tomarse una cerveza Alt artesana. 


Aunque el local es pequeño, el restaurante Schweine James (Bolkerstrasse, 13) tiene fama de servir uno de los mejores codillos y sopa Goulash. Si prefieres pescado y marisco acertarás reservando mesa en Andrej's Oyster Bar & Restaurant, otro de los restaurantes famosos de la ciudad. 


Si buscas una auténtica experiencia alemana, prueba el Bauernstube Deppe, un pintoresco local regentado por los mismos dueños desde hace 30 años. Se encuentra en una zona residencial al norte de la ciudad, pero merece la pena visitarlo si quieres sentirte como en casa.


En esta ciudad cosmopolita también encontrarás restaurantes internacionales con cocina creativa. Un buen ejemplo es Lido, un cubo de cristal suspendido sobre el agua y ubicado en la zona del puerto. 


Para tener una idea general de la ciudad, utiliza el bus turístico HopOn HopOff, que durante 90 minutos te llevará por los puntos más interesantes de Düsseldorf. También puedes hacer un recorrido en barco de una hora de duración, que atraviesa el Rin y el interior del puerto.


Düsseldorf es una ciudad con carácter, clase y un gran ambiente, donde es difícil aburrirse. Si decides conocerla después de tu reunión de trabajo, seguro que no te defraudará.

Más Meeting the City